Cosechamos memoria

La memoria florece

Cuando sembramos memoria para que el olvido no fagocite el recuerdo de quienes no están y sus luchas, cosechamos en las nuevas generaciones. Es el caso de Álvaro, hijo de una docente de la FTS, que quiso saber más sobre la vida y la historia de Silvia Wollert, alumna de la Facultad desaparecida durante la última dictadura cívico-militar que da nombre a nuestra Biblioteca.

Álvaro exploró la imagen de Silvia, la recreó con aplicaciones de celular, le puso filtros, la intervino… pero la imagen no decía todo lo que él quería saber, la imagen era apenas un punto de partida. Así que ideó un cuestionario y concertó una entrevista con la hermana de Silvia, Vilma Wollert, quien gustosamente respondió todas sus preguntas. De qué signo era, cómo se vestía, si tenía mascotas, fueron algunos de los interrogantes que, a través de la mirada de un niño, dotaron de humanidad y de una nueva perspectiva al recuerdo de Silvia.

Con toda la información que recopiló, Álvaro elaboró un informe que entregó a la Biblioteca de la FTS el 17 de noviembre de 2021. Allí recorrió la sala y consultó más información sobre Silvia.

El informe de Álvaro está disponible para su consulta en nuestra Biblioteca.

COSECHAMOS MEMORIA, por Carmen Lera

Había una vez…  Así comienzan muchos cuentos, pero este empieza así: Hay un niño muy sensible y curioso… y no es un cuento.

A este niño le encanta leer y por eso un lugar especial lo ocupan los libros, las librerías y bibliotecas. Si bien está interesado por conocer «el mundo y sus alrededores» tiene especial inquietud por algunas «historias». Quizás su preferencia por las bibliotecas hizo que una historia  le interese especialmente y es la de Silvia Wollert. 

Silvia Wollert es el nombre que lleva la biblioteca de la Facultad de Trabajo Social en homenaje a quien fuera estudiante de Trabajo Social, nacida en Entre Ríos, detenida-desaparecida durante la última dictadura genocida. 

Este gurrumín, que se llama Alvarito, comenzó «dibujando» el retrato de Silvia. Lo hizo a partir de una imagen muy presente en nuestra institución que es la foto de su legajo como estudiante. El dibujo llegó a la biblioteca de la facultad. La bibliotecaria enternecida se la hizo llegar a Vilma, hermana de Silvia. Cuando ésta se entera de la autoría y el itinerario del dibujo quiso conocer al dibujante. Por su parte, Alvarito también quería conocer a Vilma para que ella le contara otros detalles de la vida de su hermana. 

Es así como se produce este encuentro intergeneracional, cargado de emociones y de recuerdos. La conversación deja un trazado de sueños marcados por las preguntas de un niño que quiere conocer sobre Silvia y nuestra historia reciente. 

La consigna de Abuelas de este 24 de marzo fue «Plantamos Memoria». Esto que acabamos de relatar podría pensarse como «Cosechamos Memoria». 


Ir arriba
Ir al contenido